24.7.13

Ilusionistas del calor

Siempre abandono este blog, pero sin saber cómo siempre vuelvo a él...

Hoy intento dormir en Barcelona, ventanas abiertas, ligera de ropa, cama de matrimonio y mientras doy unas tres vueltas por minuto, intento encontrar el lado más fresco de la almohada. 

Hace como una hora que intento dormir pero mi gran enemigo, el calor, me lo impide conjuntamente con ese vecino que ha decidido roncar a un volumen digno del escenario principal del BAM.

Con este panorama llevo un rato con una pregunta rondándome la mente: ¿cómo fuimos capaces de dormir todo un verano los dos juntos en una cama de 90? En serio, es una tontería pero ahora mismo me parece un logro digno de ilusionistas del espacio-temperatura que aguantáramos el largo verano barcelonés mal durmiendo, con los madrugones, saltando por encima tuyo para salir de la cama, sin un ventilador y que en ningún momento se convirtiera en un problema real para nosotros. 

Supongo que el calor me hace pensar sobre tonterías y recordar viejos tiempos.

Me vuelvo a hacer la croqueta, intentar abrir un poco más la ventana y quedarme muy quieta cuando corra un poquito de aire a ver si así no para nunca...



No hay comentarios: