26.3.12

magia y detalles

hubo una época en la que en mi vida la magia de los detalles tenía el valor suficiente para intentar que siempre que podíamos le dedicábamos horas y momentos.

últimamente parecía que no las cosas no estaban muy por la mágia y la ilusión, pero esta semana decidí cambiar algunas cosas. en estos casos la actitud lo es todo la verdad y de eso le echamos un poquito, y otro poquito de locura.

también recordé el encanto de lo analógico, todo es mejor cuando es palpable, siempre es más bella una carta que un mail, un disco que un tema online, ir andando y ser tu mismo quién deje las cosas en las puertas o en la mesa, preparar ese detalle con el mimo necesario.

señores, señoras, pasear por las calles mientras llueve, escribir las notas a pluma, comprar flores, compraros un drácula como cuando teníais cinco años, llevarle el desayuno a esa persona o recibir a vuestra pareja con ese tema que tanto le gusta.

darle importancia a la magia.

No hay comentarios: