19.2.12

pocas cosas me hacen tanta gracia como la gente que habla sobre mi sin conocerme o los que simplemente creen conocerme sin saber nada sobre mi.

en especial me gustan los que se basan en mi forma de ser y de decir las cosas, los que cualquier palabra se la toman como una sentencia. últimamente me encuentro muchos de esos por la vida y solo consiguen que me de cuenta de sus formas de ser más que nunca.

y es que la mayoría no tienen ni idea de que por muy abierta de mente, soltera y por poco celosa que sea, eso no quita que sea una romántica. 

que lo admito, 
mis películas preferidas son los dramas, que soy de que me regalen flores frescas, que me gusta inspirarme con mis blogs de bodas, que me gusta dormir acompañada, que mis amigos dicen que soy una moñas escuchando música, que me pongo histérica con las citas, que me fijo en los compases de la respiración de los chicos que me atraen, que todas las personas importantes para mi tienen al menos una canción, adoro cocinar, me encanta recordar cualquier detalle y soy la reina de sorprender a la gente, no hay nada con lo que disfrute más que viendo sonreír a la gente.

pero da igual, para muchos seguiré sin entender el amor.
señores, simplemente vivo mi joventud, no prohibo a nadie nada ni me meto en las decisiones de la gente más allá de lo que se me permite. y si alguien tiene dudas sobre mi punto de vista del amor, aquí ya lo dejé bien claro.

y hace un par de días vi una película que tenía una frase preciosa respecto a las relaciones:

"no puedes decepcionarme porque como seas es exactamente como quiero"


1 comentario:

M.Miller dijo...

No entiendo que alguien pueda decir que no entiendes el amor, no conozco a nadie que ame más, ya sea a otra gente, a una canción, una película o incluso cocinar, que tú, eres y das amor, y como siempre, esta injusta parte del infierno llamada mundo no te da todo el amor que te corresponde, que es mucho, por si no lo sabías.
Pd: se entiende perfectamente el mensaje.